Marcas de moda empiezan a usar Cañamo Industrial para sus productos

¿Por qué cáñamo en moda?

Ralph Lauren, Giorgio Armani, Levi's o Nike son algunas de las marcas que sacan partido a las bondades de la famosa planta


Si hay una planta que puede desbancar al algodón es el cáñamo. Se trata de una materia prima versátil y con un potencial como pocas, más conocida por sus propiedades medicinales, que se remontan al año 4.000 a.C., o cosméticas. Sin embargo, el recorrido del cáñamo en la industria textil es el más desconocido, pero uno de los más interesantes por lo que puede suponer para el futuro de la moda. 


 Uno de los usos más arcaicos del conocido como cáñamo industrial es el otorgado por la industria naviera en la fabricación de cuerdas, velas y redes de pesca por la fuerza y resistencia de sus fibras, cualidades que ya aprovechó Cristóbal Colón. En su primera expedición a América, llevó más de 80 toneladas de cáñamo, material que utilizó para diferentes elementos de su embarcación.



A su asombrosa solidez, se suma su sostenibilidad. Esta planta que crece sin necesidad de recibir mucho cuidado, no necesita herbicidas o pesticidas, reduce naturalmente las plagas y mejora la estructura química del suelo, al que devuelve el 70% de los nutrientes que ha tomado. Además, sus fibras absorben fácilmente los tintes durante la producción textil, haciendo que no se decolore rápidamente. 


 La firma Levi's patentó en 1873 el primer vaquero fabricado con cáñamo después de crear un modelo para los mineros de California a partir de unos retales de una carpas confeccionadas con la planta. La marca tiene disponible una línea de vaqueros hechos con un tejido al que han llamado 'cottonized hemp' (cáñamo algodonizado), compuesto de un 30% cáñamo y un 70% algodón, c on el que consigue una suavidad extra.



Nike es otra de las marcas que han popularizado productos hechos de cáñamo -en su caso zapatillas-, un material más absorbente y resistente que el algodón, la materia prima que representa el 40% de la industria textil a nivel mundial.

Flexibilidad y ligereza

Los grandes diseñadores no han sido ajenos a su poder. Giorgio Armani ha alabado en más de una ocasión su consistencia suave, ligera y flexible. Lo mismo que su colega debió pensar Ralph Lauren, aunque en su caso no se atrevió a confesar hasta 1995, en un artículo del diario 'The New York Times' titulado 'La tela más antigua del mundo es ahora la más moderna', que había usado cáñamo para sus prendas desde 1984. 

 No lo hizo por miedo a los prejuicios sobre una planta que antaño parecía relacionarse exclusivamente con el cannabis como droga. Un discurso pasado de moda para una 'low cost' como H&M, que ha sacado esta semana su nueva colección Conscious Exclusive en la que destaca ' Agraloop Hemp Biofibre', una fibra natural derivada de los restos de la cosecha de cáñamo oleaginoso.

Otras marcas menos conocidas como la artesanal Hemper han recogido el testigo y están ya comercializando productos con base de cáñamo, tal y como nos cuentan desde Uncanny, una plataforma española que tiene, entre otros objetivos, dar voz a marcas que apuestas por esta planta y a las investigaciones que refuerzan el potencial que el cáñamo tiene para mejorar nuestra vida apostando por un estilo más beneficioso y sostenible, reduciendo así nuestro impacto negativo en el medio ambiente. «Solo te cuidarás de verdad cuando aprendas a cuidar el mundo que te rodea», dicen desde Uncanny. Y razón no les falta.

Deja un comentario