Por qué en México se aconseja comer bolillo después de un susto?

A STORY

Algunas de las creencias populares después de una emoción fuerte es que comer bolillo puede ayudar o que puede generarse diabetes




Tras un susto es común que las personas recomienden comer un bolillo para bajar el espanto, es común que los mexicanos bromeen con eso después de algún incidente como un sismo. “Pásenme un bolillo para el susto”, se suele escuchar. Sin embargo pocos conocen por qué se recomienda esto o si en verdad ayuda

Realmente no hay una explicación científica que recomiende comer un bolillo después de una emoción fuerte aunque si puede ayudar a que el cerebro se relaje y se concentre en masticar y así emite señales de bienestar y tranquilidad. Algunas personas después de situaciones de estrés sufren de malestares en el cuerpo como en el estómago o que se les baje la presión y comer un bolillo puede ayudar aunque no esté comprobado.

De esta manera tras una emoción fuerte suele generarse la segregación de adrenalina, lo que puede provocar una aceleración en la respiración y en las pulsaciones. En un susto se produce una reacción de alarma y es una respuesta del cerebro a un estímulo inesperado como es el caso de un sismo.


Pal Susto

Aceite de CBD ideal para controlar :

Estrés

Ansiedad

Sustos

Insomnio


Este cambio tan drástico modifica el metabolismo y se libera una hormona llamada corticotropina, la cual estimula la producción de cortisol y otras hormonas del estrés en respuesta al estrés físico o mental. Otras reacciones que pasan en el cuerpo después de un susto es que el pelo se eriza, lo que usualmente conocemos como “piel de gallina”, la piel se empalidece y la sudoración aumenta, las pupilas se dilatan, entre otras. 

 Algo curioso es que el hipotálamo transmite la amenaza a la amígdala, la cual se encarga de coordinar las reacciones psicológicas y fisiológicas, esto genera que la corteza cerebral conecte la memoria. Es decir una situación de susto se guarda en la memoria y hace que en futuras ocasiones se presente casi de la misma manera. 

 Uno de los alimentos que recomiendan comer después de un susto es el chocolate amargo ya que ayuda a la liberación de endorfinas las cuales funcionan como analgésico y producen sensación de bienestar y algunas veces incluso euforia.

El bolillo se compone principalmente de calorías y carbohidratos.

A pesar de que se tenga la creencia de que un bolillo ayudará a un susto lo cierto es que es mejor tomar algún antiácido para evitar cualquier malestar ligado al estómago. 

Pues la ansiedad estomacal se asocia con dolores, falta de apetito y aumento de la acidez estomacal. El bolillo es un pan blanco en México, está elaborado con trigo y harina, es decir que se compone principalmente de calorías y carbohidratos, además de gran cantidad de sodio, por lo que es considerado poco saludable. Es común comerlo principalmente en tortas o acompañado de un tamal. 

 Aún es común tener la idea de que un susto fuerte puede generar diabetes, pero esto también es un mito. Por más fuerte que sea el espanto no provoca esta enfermedad, pues requiere de más factores para presentarse o desarrollarse. Esto puede pensarse ya que los niveles de glucosa en la sangre se elevan, sin embargo no ocasiona que de diabetes.

El aceite de C.B D es un gran ansiolítico y antidepresivo natural que te ayudará a controlar el estrés diario y espontáneo. 

Un ensayo clínico llevado a cabo en Nueva Zelanda a 400 pacientes ha señalado que el Cannabidiol puede ayudar a pacientes con trastornos de ansiedad. En el estudio se pudo constatar que el aceite de cannabis es rico en CBD, por lo tanto, se utiliza como tratamiento para la ansiedad, estrés e incluso dolores musculares.

Incluso hay personas que consideran que ingerir agua después de un susto puede perjudicar, pero esto tampoco está comprobado. Algunas de las recomendaciones de especialistas para casos así es realizar ejercicios de respiración profunda, hidratarse, mantenerse sentado y realizar un ejercicio de concentración mental como contar del uno al 100.

Etiquetas: bolillo, susto