Se reducen en un 86% las crisis epilépticas en niños gracias al cannabis

Las crisis epilépticas se redujeron en un 86% en niños tratados con cannabis medicinal

La frecuencia de las crisis epilépticas se redujo en una media del 86% entre 10 niños tratados con cannabis medicinal de planta entera, según una serie de casos publicada en la revista de acceso abierto "BMJ PAEDIATRICS OPEN". Ninguno de los niños había respondido a otros tratamientos, incluído el único producto con cannabidiol (CBD) autorizado para su enfermedad.

Los resultados llevan investigadores a pedir que se sigan explorando los posibles beneficios terapéuticos de los productos de cannabis medicinal para el tratamiento de las epilepsias infantiles. Pero no hay muchas pruebas científicas recientes sobre la eficacia de los extractos de cannabis de planta entera.

La planta entera de cannabis incluye el tetrahidrocannabidiol o THC, el principal ingrediente activo de la planta responsable del característico "subidón" asociado al consumo recreativo, además del cannabidiol, otros cannabinoides neuroactivos y moléculas como los terpenos.

Tanto el cannabis recreativo como el medicinal se declararon ilegales en el Reino Unido en virtud de la Ley sobre el Uso Indebido de Drogas de 1971, por lo que la investigación sobre el cannabis cesó en gran medida, señalan los investigadores.

Pero impulsados por los padres cuyos hijos habían respondido bien a los extractos de cannabis medicinal de planta entera, pero no a los fármacos antiepilépticos convencionales o al cannabidiol purificado (aceite de CBD), el cannabis medicinal ( de planta entera) fue designado como medicamento de prescripción para el tratamiento de la epilepsia infantil grave en 2018.

Pero los médicos en el Reino Unido han sido extremadamente reacios a recetarlo a los niños con epilepsia severa, en gran parte debido a la falta de datos de ensayos clínicos confirmatorios.

El Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE) del Reino Unido, que proporciona orientación sobre qué tratamientos y terapias debe adoptar el servicio de salud en Inglaterra, ha aceptado que los datos del mundo real, incluídas las series de casos, son fuentes válidas  de evidencia, particularmente cuando es difícil llevar a cabo ensayos clínicos en niños, por ejemplo.

A la luz de ésto, los investigadores evaluaron el uso de cannabis medicinal de planta entera en 10 niños cuya epilepsia severa no había respondido al tratamiento convencional, y dos de los cuales no habían respondido al único aceite de CBD purificado de grado farmacéutico autorizado para la condición en niños (Epidyolex).

Los investigadores querían evaluar el porcentaje de cambio en la frecuencia mensual de las convulsiones y el impacto del cannabis medicinal en los cambios del uno de medicamentos convencionales para la epilepsia. También querían informar de las potencias y dosis utilizadas y de los costes incurridos.

Todos los participantes fueron reclutados por dos organizaciones benéficas que representaban a niños que utilizaban cannabis medicinal para tratar su epilepsia grave. La edad media de los niños era de 6 alños, pero oscilaba entre 1 y 13 años. Presentaban diversas epilepsias y tres tenían otros problemas concurrentes, como espasmos infantiles, problemas de aprendixaje y retraso global del desarrollo.

Se recogieron datos de sus padres o cuidadores mediante llamadas telefónicas o videoconferencias entre enero y mayo de 2021.  Los niños habían probado una media de 7 medicamentos convencionales para la epilepsia. Después de empezar a tomar cannabis medicinal, ésto se redujo a una media de 1 cada uno, y 7 de los niños los dejaron por completo.  La frecuencia mensual de las convulsiones se redujo en los 10 niños en una media globar del 86%

El análisis químico completo de los productos de cannabis medicinal de planta entera utilizados está en curso, pero los investigadores pudieron evaluar el contenido de THC y CBD. Esto demostró que los niños tomaron una media de 5,15 mg de THC y 171,8 mg de CBD cada día.

Los padres y cuidadores informaron de mejoras significativas en  la salud y el bienestar de sus hijos, incluyendo el sueño, la alimentación, el comportamiento y la cognición después de que empezaron a tomar productos de cannabis medicinal de planta entera. Sólo se notificaron algunos efectos secundarios  menores, como el cansancio.

Se trata de un estudio de observación con un número reducido de participantes y los investigadores reconocen que fue retrospectivo y se basó en el recuerdo de los padres, entre otras limitantes, pero los investigadores destacan que sus resultados están en consonancia con varios estudios obervacionales y de intervención controlada que muestran reducciones significativas en la frecuencia de las convulsiones tras el tratamiento con cannabis medicinal.

Además los nuevos datos sugieren que los productos de cannabis medicinal de planta entera son más eficaces que los de CBD. "Es necesario seguir investigando para dilucidar los mecanismos por los que los respectivos componentes aditivos de los productos de la planta entera conducen a resultados clínicos superiores" escriben

Y añaden que ésto debe incluir la comparación de los efectos no deseados del cannabis con los efectos nocivos conocidos de los medicamentos convencionales de la epilepsia.

"Creemos que nuestros datos sobre el cannabis medicinal de planta entera en la epilepsia infantil grave resistente al tratamiento, proporciona evidencia para apoyar su intoducción, en el NHS dentro de las actuales directrices de prescripción del NICE-concluyen-. Tal medida sería enormemente beneficiosa para las familias , que además  de tener la angustia psicológica de cuidar a sus hijos crónicamente enfermos, también tienen que cubrir la agobiante carga financiera de su medicación".